El Significado de Namaste

La escena al final de una típica clase de yoga: El profesor se sienta con las piernas cruzadas al frente de la clase, respira profundamente y, presionando las manos en posición de oración, se inclina en una profunda reverencia y entona reverentemente la palabra «Namaste».

namaste significado

Los estudiantes de yoga reflejan la postura y se inclinan a su vez, susurrando namaste al unísono. Es algo tan común que el yoga no parece un yoga sin este ritual.

Pero recientemente, los practicantes de yoga han analizado con más atención cómo, cuándo y por qué utilizan la palabra «namaste».

  • ¿Significa lo que creemos que significa?
  • ¿La utilizamos correctamente?
  • ¿Deberíamos usarla?

A algunos yoguis les preocupa que el término, que tiene un significado cultural en el sur de Asia, se haya utilizado tan mal que haya perdido su verdadero significado y, por tanto, su importancia.

¿Qué significa namaste?

Pregunta a la mayoría de las personas de la comunidad de yoga que traduzcan «namaste» y la respuesta común será algo así como: «Lo divino en mí, honra lo divino en ti».

namaste sobre esterilla yogaEs un sentimiento encantador que ha inspirado muchos carteles de estudios de yoga. Pero, ¿es exacto? «Nama» significa reverencia; «as» significa yo; y «te» significa tú, dice el profesor de yoga Aadil Palkhivala. Por lo tanto, namaste significa literalmente me inclino ante ti.
La interpretación de «divino en ti» proviene de la creencia hindú de que Dios reside en todos, por lo que cualquier persona a la que saludes merece respeto. «El gesto es un reconocimiento del alma de uno por el alma de otro», dice Palkhivala, que empezó a estudiar con B. K. S. Iyengar cuando era niño.

¿Cuándo lo utilizamos?

Utilizar el namaste al final de una clase de yoga es, como mínimo, desconcertante para algunos sudasiáticos.
«En mi experiencia personal viviendo en la India y con mis mayores y mi familia en Estados Unidos, el Namaste o Namaskar se dice cuando me encuentro y saludo a un mayor. No cuando me voy», escribe Susanna Barkataki, autora de Embrace Yoga’s Roots: Courageous Ways to Deepen Your Yoga Practice.

namaste cuando se utiliza
Tirta Empul es un templo hindú de la ciudad de Tampaksiring (Bali)

Pero no se trata de un simple «Hola». «Es más bien formal», dice. En la cultura del sur de Asia, se utiliza más a menudo como un saludo de profundo respeto, reservado para los ancianos, los maestros u otras personas honorables. De este modo, hay un poco de jerarquía: Una persona joven es más probable que lo utilice para saludar a un anciano; un estudiante se dirigiría así a un profesor.

Namasté en la India

Como todo en el yoga, el uso del namaste puede estar evolucionando. En la India, es tan probable escucharlo al entrar en una tienda o restaurante como en un estudio de yoga. Puede que esto se deba a que el término ha vuelto a Oriente en boca de ávidos turistas occidentales.
namaste significadoEl escritor Deepak Singh describe una visita a una ciudad sagrada hindú en Rajastán, un lugar que recibe muchos turistas que buscan un despertar espiritual. «Cuando llegué allí, me di cuenta de que los lugareños… hacían la pose y decían ‘namaste’ a cada turista que pasaba por allí. La sonrisa, el tono y el estilo del namaste eran exactamente iguales a los de la profesora de mi clase de yoga en Estados Unidos».
Aunque no llega a decir que el namaste no tiene cabida en la clase de yoga, Barkataki sugiere que, si se utiliza, es mejor hacerlo como un saludo considerado, no como una forma pseudoespiritual de señalar «la clase ha terminado, podéis iros»».

Dedica algo de tiempo a preguntarte por qué utilizas el término.

«¿Utilizas namaste como jerga de yoga para crear un determinado ambiente en tu estudio o como un saludo sincero?», pregunta Barkataki. ¿Es para señalar tu posición como maestro espiritual? ¿Estás dando glamour o exotismo al término? ¿Se ha convertido en un hábito sin sentido?

Sé intencionado y respetuoso en su uso.

Hagas lo que hagas, no conviertas el término en un juego de palabras. Los pijamas «Nama’stay in bed» o los pantalones cortos de gimnasia «Namaslay» son un mal uso ofensivo de un término que nuestros expertos describen como extremadamente poderoso y espiritualmente resonante.

¿Cuál es la diferencia entre namaskar y namaste?

En la mayoría de los casos, namaste y namaskar son intercambiables. Ambos se utilizan para saludar y honrar a una figura respetada.

El término namaskar suele utilizarse para dirigirse a personas bastante poderosas, espiritualmente significativas y muy respetadas. (Considera que cuando haces un saludo al sol -Surya Namaskar- estás saludando respetuosamente al sol).

¿Qué es el gesto namaste?

El gesto asociado al namaste se llama Anjali Mudra, que se pronuncia UHN-jah-lee MOO-dra. Anjali procede de la palabra sánscrita «anj», que significa honrar o celebrar.

Mudra significa gesto

Los mudras son movimientos sagrados de las manos que se utilizan en el yoga y la meditación para profundizar en la práctica. «La forma más sencilla de yoga es juntar las manos en namaskar», dice el líder espiritual Sadhguru.
Para realizar el Anjali Mudra -una expresión física del namaste- hay que juntar las manos, con los dedos tocándose y apuntando hacia arriba, con los pulgares en el esternón. Cierra los ojos e inclina la cabeza o dobla la cintura. Alternativamente, dice Palkhivala, «también puede hacerse colocando las manos juntas frente al tercer ojo, inclinando la cabeza y luego llevando las manos hacia el corazón».

La conexión con el corazón apunta a la creencia de que hay una chispa divina dentro de cada uno de nosotros que se encuentra en el chakra del corazón, dice Palkhivala.
«Juntamos las manos en el chakra del corazón para aumentar el flujo del amor divino. Inclinar la cabeza y cerrar los ojos ayuda a que la mente se rinda a lo divino en el corazón», dice.
Si se utiliza el Anjali Mudra y se hace una reverencia, no es necesario decir la palabra namaste», dice Palkhivala. «En la India, se entiende que el gesto en sí mismo significa namaste, y por lo tanto, no es necesario decir la palabra mientras se hace la reverencia».

Otras expresiones de namaste

El gesto no tiene por qué ir dirigido a otro ser. Puedes expresar namaste hacia ti mismo y utilizar el gesto como una forma de meditación personal.
«El namaskar trae armonía entre las dos polaridades internas», dice el líder de la Fundación Isha, Sadhguru. Nivela cualquier sensación interna de dualidad.
También es una forma eficaz de mejorar la conexión con los demás. Dice que juntar las palmas de las manos y dirigir tu atención amorosa a una persona o situación que estás honrando, trae resultados casi instantáneos. «En tres o cinco minutos empezarás a armonizarte. Namaskar en la paz. Namaskar hacia el amor. Namaskar en la unión», dice.

Cómo usar namaste en tu práctica de yoga

Barkataki tiene cuidado de no decirle a la gente que puede o no puede usar el término, pero sugiere a los yoguis que sean reflexivos cuando evocan namaste.

Ella y otros yoguis del sur de Asia animan a la gente a informarse sobre éste y otros términos sánscritos, y a reconocer que el término tiene un significado más profundo en la cultura india.

Si la palabra y el gesto se utilizan en el ámbito del yoga, Palkhivala dice que puede hacerse tanto al principio como al final de la clase. La primera será un saludo de respeto. «Al final de la clase, la mente está menos activa y la energía en la sala es más pacífica», dice.

«La profesora inicia el namaste como símbolo de gratitud y respeto hacia sus alumnos y sus propios maestros, y a cambio invita a los alumnos a conectar con su linaje, permitiendo así que fluya la verdad: la verdad de que todos somos uno cuando vivimos desde el corazón.»

Para un profesor y un alumno, el namaste permite que dos individuos se unan energéticamente», dice Palkhivala. «Si se hace con un sentimiento profundo en el corazón y con la mente entregada, puede florecer una profunda unión de espíritus».

Sigue viendo otros artículos interesantes:

Esta web utiliza cookies. Si continúas navegando estarás aceptando nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba