¿Cómo empezar a hacer yoga? Guía para principiantes

La práctica de asanas (ejercicios de yoga) realizada según el yoga clásico conduce al equilibrio de todos los procesos internos, de modo que a nivel del cuerpo y de la psique, se alinean todas las distorsiones. Favorece el buen funcionamiento de todo el organismo humano y el desarrollo personal y espiritual.

yoga como empezar

En palabras sencillas, podemos decir que al practicar el yoga clásico una persona se convierte, en primer lugar, en una persona sana.

¿Qué debe saber un principiante sobre el yoga?

El yoga clásico, que tiene sus raíces en la antigüedad, es un sistema que ayuda a las personas a armonizar su cuerpo, incluida la mente. En resumen, equilibra todo el sistema si se descarriló durante un periodo de tiempo, por una u otra razón. O, lo que es aún mejor, mantiene en un estado óptimo de salud y el organismo funciona satisfactoriamente. La entropía y el proceso de envejecimiento no están dormidos, como es bien sabido.

Si una persona está sana, con el tiempo comienza a liberarse el potencial de la persona, y esto, a su vez, hace que la vida sea creativa, consciente y cualitativa y que la persona crezca espiritualmente.

Yoga para principiantes

Muchas personas perciben el yoga como una rutina de ejercicio regular. Muchos gimnasios y estudios de yoga enseñan el yoga como ejercicio. Pero el ejercicio no es yoga.

yoga para principiantes

Debido a este aparente malentendido, la gente está mal informada. Y a veces hacen años de actividad física pensando que están haciendo yoga.

No hay nada malo en la actividad física, al contrario, es incluso necesaria, pero hay que entender que el yoga no tiene nada que ver con ese ejercicio.

El yoga es una forma de comunicarse con la propia psique, y esto ocurre a través de la introspección, dirigiendo la atención al espacio interior de la mente y la psique. La introspección solo es posible cuando el cuerpo permanece quieto y relajado. Por eso el yoga antiguo siempre daba las asanas de forma estática y no de otra manera. Solo cuando todos los movimientos se reducen al mínimo, todos los procesos se ralentizan, y los órganos y los sentidos son capaces de desconectarse del mundo exterior, y dirigir la atención al mundo interior.

Y este camino comienza con tu propio cuerpo.

¿A qué edad se puede hacer yoga?

Las personas de cualquier edad, a partir de los 10 años, pueden hacer yoga, siempre que no tengan ningún problema de salud grave. Nunca es tarde para empezar a cuidarse, nunca es tarde para empezar a invertir en uno mismo, nunca es tarde para empezar a vivir una vida más sana.

Si se le inculca desde la infancia el establecimiento de prioridades, dando prioridad a la salud, el adulto dará el programa más valioso y la habilidad más valiosa para su descendencia. El Adulto no tiene ningún problema en el futuro con la auto-reflexión y la eliminación de las adicciones.

yoga tercera edad

En la tercera edad no es demasiado tarde para que empiece a cambiar. Por supuesto que esto no sucederá rápidamente, pero el proverbio dice: ¡Solo el que camina encontrará el camino!

Si la persona es anciana, el yoga seguirá aliviando, de una forma u otra, su condición actual.

Si una persona tiene mala salud, también se puede practicar el yoga, pero bajo la dirección de un terapeuta de yoga experimentado, que tenga una experiencia suficientemente larga, tanto en la práctica personal como en el trabajo con personas.

Por supuesto, hay algunas personas cuyo estado de salud ya está al borde de la supervivencia y aquí el yoga no puede ayudar, porque la velocidad de la enfermedad ya supera la velocidad del posible impacto positivo del yoga.

Clases de yoga para principiantes

Es difícil empezar una práctica por tu cuenta, porque es difícil encontrar la información adecuada. No todo el mundo puede asistir a clases de yoga, pero le encantaría hacerlo. Afortunadamente, el mundo no se detiene y ahora existe la oportunidad de practicar yoga en la comodidad de su hogar. Las clases de yoga en línea permiten a las personas practicar el yoga en un entorno familiar, y tener siempre la opinión del instructor de yoga.

Para empezar con tus primeras clases necesitarás una esterilla para yoga y una manta para la relajación. Esto es el equipamiento mínimo, pero existen muchos otros accesorios de yoga.

También puedes practicar por tu cuenta. Pero antes de empezar tu práctica de yoga, estudia las reglas que harán que tu práctica mejore desde los primeros días.

Reglas antes de la primera clase de yoga

Estos son los requisitos previos que debes tener en cuenta antes de la práctica de yoga:

  1. Es mejor practicar con el estómago vacío o después de 3 horas después de una comida. Para los que tienen problemas de estómago, pueden tomar té con leche, cacao, yogur, etc. una hora antes de la clase. O comer algo de fruta.
  2. Asegúrate de que tienes las condiciones adecuadas antes de la clase:
    • Coloca una esterilla de yoga o una manta doblada en el suelo.
    • Prepara una manta para garantizar el máximo confort y calor en la postura de relajación final.
    • También puedes preparar una venda para los ojos, si vas a practicar durante el día.
  3. Asegurar el silencio. Todos los teléfonos, medios de comunicación deben estar apagados, o con el sonido apagado. Si el entorno es demasiado ruidoso, puedes comprar en la farmacia «tapones para los oídos» que te asegurarán el silencio en el momento del entrenamiento.
  4. Si practica algún deporte activo, debe ser 3 horas antes de la práctica. La mejor opción es realizar esta actividad en otro día.
  5. Si vas a la sauna, es mejor que no practiques yoga ese día, o que te asegures de que hay un espacio de tiempo de 4-5 horas entre la sauna y tu práctica.
  6. Si has tomado alcohol (incluso un vaso de vino), no hagas yoga, deben transcurrir al menos 36 horas entre la ingesta de alcohol y la práctica del yoga.
  7. No tomes una ducha de contraste o demasiado caliente justo antes o después de la práctica de yoga. Una ducha moderadamente caliente está bien.

Posturas de yoga para principiantes

postura yoga principiantes

Los principiantes deben comenzar su práctica de yoga con las posturas más sencillas. Para un entrenamiento completo del cuerpo, se puede elegir un conjunto de asanas para la flexión hacia delante, la flexión hacia atrás, la torsión del cuerpo, el equilibrio y las posiciones de fuerza.

  1. Posturas de poder: necesarias para fortalecer el aparato de soporte y fortalecer los músculos.
  2. Flexiones hacia delante: estira la parte posterior de las piernas, los glúteos, la zona lumbar y la espalda.
  3. Flexiones de espalda: fortalecen la columna vertebral y los músculos de la espalda.
  4. Torsiones: curvan la columna vertebral y el torso, haciendo que el cuerpo sea más maleable.

También serán útiles los conjuntos especiales de clases de yoga para principiantes.

Reglas después de la clase

Estas son algunas de las reglas que debes considerar cumplir después de una clase de yoga completa:

  1. Realiza sin problemas las actividades diarias rutinarias, que no requieren una concentración extrema.
  2. Después de 30 minutos tienes que comer y beber agua.
  3. No te duches, porque se irá toda la buena energía generada en la clase.
  4. No inicies una actividad física vigorosa (al menos 3 horas).

Contraindicaciones para la práctica del yoga

A continuación, te vamos a dar una serie de recomendaciones para que no practiques yoga si te encuentras en alguna de las siguientes situaciones:

  • Recepción prolongada y simultánea de un gran número de medicamentos
  • Exacerbación de enfermedades crónicas
  • Período postoperatorio
  • Mujeres que tienen la menstruación
  • Fatiga física severa
  • Temperatura corporal superior a 37 grados e inferior a 36,2 grados: Sobrecalentamiento e hipotermia.
  • Rutina diaria demasiado rígida (sobrecargada)
  • Trabajo físico pesado
  • Deportes profesionales (pero los juegos deportivos, la carrera y la natación combinan bien con el yoga)
  • El estómago lleno
  • Sesiones de masaje profundo, acupuntura o reflexología

Si tienes algún problema de salud o dudas sobre si puedes hacer yoga, consulta con tu médico de confianza y a tu instructor de yoga.

Otros artículos relacionados:

Esta web utiliza cookies. Si continúas navegando estarás aceptando nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba